Top
Sonreír siempre es un beneficio

Sonreír siempre es un beneficio

Es un beneficio psicológico y social

Sonreír siempre es un beneficio, Estos son algunos de los beneficios que consigues al sonreír

Sonreír para que confíen en ti: Una sonrisa auténtica es una señal de que somos alguien en quien se puede confiar. 

Se ha comprobado que cuando las personas cooperan tienden a mostrar más sonrisas genuinas,

y eso a su vez hace que sean percibidas como más generosas y extrovertidas.

Sonreír para ser más feliz: Sonreír tiene un efecto muy positivo sobre ti mismo, es un sistema de comunicación de doble sentido entre tu cerebro y tu cuerpo.

La vía conocida es la que va del cerebro a tus músculos cuando algo te pone contento y tu cerebro le da la orden a tu cara de que sonría,

si sonríes, incluso aunque no sea genuinamente,

tu cerebro también recibe esa información, entiende que estás sonriendo y que por lo tanto hay algo que debe estar  poniéndote contento,

así tu estado emocional empieza a cambiar, y te sentirás alegre.

Sonreír para que te perdonen: Resulta que también solemos tratar con más condescendencia a la gente que, tras cometer un error o hacer algo malo, sonríen.

En un estudio se demostró que no es necesario que la sonrisa sea real y que funciona incluso cuando la sonrisa es falsa.

Probablemente la causa sea que, cuando alguien sonríe después de equivocarse nos trasmite la sensación de ser más honesta.

Sonreír para provocar emociones positivas: Sonreír, también envía la señal a aquellos que te rodean,

ven que eres una persona social, confiable y cercana.

Y además es evolutivamente contagioso. Te habrás dado cuenta de que cuando sonríes a alguien, incluso a un desconocido por la calle, 

es probable que te devuelva la sonrisa.

Sonreír para mentir: Si las sonrisas verdaderas transmiten honestidad y confianza sería lógico presuponer que es difícil que alguien nos consiga engañar con una sonrisa falsa,

no es sencillo fingir perfectamente una sonrisa verdadera porque tarda más tiempo en formarse que una real,

pero sí que se puede usar para mentir y ocultar lo que realmente pensamos.

Sonreír para encontrar soluciones: Las personas bajo presión o en condiciones de estrés tienden a reducir su visión periférica y centrarse tan sólo en lo que tienen enfrente,

el efecto llamado visión túnel.

Y no tan sólo ocurre a nivel visual,

sino que a nivel resolutivo también dejamos de contemplar ideas más allá de las que tenemos delante,

para solucionar algo necesitamos pensar de forma más abstracta y considerar también otras propuestas menos convencionales.

Sonreír para seducir: En un estudio los psicólogos comprobaron el increíble efecto de la sonrisa femenina sobre los hombres,

incluso por encima del contacto visual.

En esta investigación, cuando la mujer estableció sólo contacto visual con los hombres fue abordada en un 20% de los casos.

Cuando esa misma mujer añadió una sonrisa,

el porcentaje subió hasta el 60%. Pero no funciona al revés.

Así como la sonrisa incrementa el atractivo de la mujer frente el hombre y reduce el miedo de éste a ser rechazado,

parece ser que la sonrisa del hombre no es tan atractiva.

Este estudio evidenció que los hombres resultan más atractivos para ellas,

cuando se muestran orgullosos o incluso avergonzados en lugar de contentos.

 Sonreír para mejorar la salud: Algunos estudios científicos han probado que sonreír libera endorfinas,

serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo.

También se ha asociado la sonrisa a la reducción de los niveles de hormonas causantes del estrés y la disminución de la presión arterial.

Podría decirse que sonreír es un casi un fármaco natural.

Sonreír para ganar dinero: En un estudio realizado en camareras, evidenció que obtenían más propinas cuando sonreían a los clientes.

Parece lógico dado que sonreír provoca emociones positivas en los demás y nos hace parecer más honestos y transparentes.

Si trabajas de cara al público y quieres ganar un dinero extra, sonríe un poco más.

 

¡Aprovecha y sonríe!

Katty Perez Cordero
No Comments

Leave a Comment